Erlan, inicia con una gran curiosidad, relacionada con su propio nombre. Erlan origina-se de una palabra Uberlândia, cidade sede de la empresa. Na década de 30, las primeras balas t llamadas de "Cometa", éstas producidas artesanalmente. Em 12 de junio de 1956, formaliza la empresa "Produtos Erlan", con objetivo de industrializar y comercializar balas, caramelos y masas alimentícias. Posteriormente una empresa de fabricación de bombones y ovos de Páscoa.

Em 1994 a Erlan muda para su nueva y moderna infraestructura, situada en el Distrito Industrial, comenzando una nueva fase de crecimiento debido a la apertura de nuevos mercados. Además, a Erlan es una empresa que se preocupa con la preservación del medio ambiente, ofreciendo una solución eficaz para el tratamiento de efluentes, donde toda el agua de la empresa es tratada, probada y desarrollada en la red pública sin causar daños a la naturaleza. Em 2004, aprovechando esta oportunidad, la empresa inventa y instala su propia fabrica de chocolates, iniciando su producción de tablas y barras para diferentes segmentos.

En la actualidad, a través de su modelo de industrialización y comercialización, Erlan, tiene más de 500 empleados directos y 1.500 indirectos comprometido con el éxito de la empresa. Con el fin de ser un punto de referencia para la excelencia en las empresas de alimentos; con la competitividad, la innovación y la marca fuerte, nuestra misión es "ofrecer productos alimenticios que sorprenden a todos los clientes, ya sean varejistas , atacadistas o consumidores con una deliciosa emoción." Por lo tanto, Erlan continuar pisando su camino sin fronteras, lo que lleva a comercializar al mercado el sabor de sus productos y el valor de su marca.


Tecnología, Producción y Calidad

Para proporcionar al mercado productos modernos y diferenciados, Erlan invierte constantemente en la modernización de su parque industrial, en los procesos de fabricación y la formación de sus empleados.

En su laboratorio, mantiene un estricto control de calidad de materias primas y al largo de la línea de producción, lo que garantiza que sus productos salgan del parque industrial con toda la calidad que los consumidores esperan encontrar.